El Palacete y las habitaciones

De estilo Art Nouveau, se accede desde el porche frente al Jardín de las Estatuas. Un portón de enebro da paso al recibidor, bajo la atenta mirada de jabalíes, corzos y ciervos; trofeos que desde tiempos pasados se cazan en Cutamilla. Suelos de pino melis, enebro y mármol, organizan las distintas estancias. Al fondo, una escalera de hierro forjado conecta las tres plantas y la Bodega del Palacete. Toda la decoración y mobiliario responden al estilo de la época. La planta baja consta de tres salones de 30, 70 y 50 m2, todos con una, incluso dos chimeneas, además de dos amplios servicios y cocina. Uno de los salones, el de tamaño medio, tiene salida al jardín y a un patio con suelo de mármol de 250 m2, que puede cubrirse totalmente y en el que se encuentran otros dos servicios y un horno de leña.